Siempre hay problemas en la vida y la gente no sabe cómo solucionarlos. Por eso es importante como líderes saber cómo solucionar problemas. Alguna gente pide ayuda pero en realidad no quiere cambiar, lo que es frustrante para ellos y nosotros.

No podemos trabajar más fuerte en los problemas de otros que ellos mismos porque vamos a generar co-dependencia.

Debemos empezar por definir el dueño del problema con la persona y hacerle ver que no se lo vamos a solucionar nosotros. Para hacer esto, usamos un proceso de 5 pasos recomendado por Danny Silk.

1. Empatía: “Debe ser muy duro»
La gente se abre a tu opinión cuando sienten que te preocupas por ellos, sientes su dolor, y estás de su lado. Empieza reconociendo las emociones de las personas: “Debes sentirte muy triste por eso” o “¿sientes que no hay esperanza?”
Escucha con sinceridad y conecta con la persona genuinamente.

2. Empoderamiento: “¿Qué vas a hacer al respecto?»
Luego de que juntos identifiquen el problema y los sentimientos, pregunta: “¿Qué vas a hacer al respecto?”. Esta pregunta les dará la oportunidad de crear una nueva perspectiva y pasar de sentirse como una víctima de su problema a creer que tienen el poder de hacer algo al respecto.

3. Exploración: “¿Qué has intentado hasta ahora?”
Algunas personas disfrutan contar su triste historia a todo el mundo, diciendo que lo han intentado todo sin solución. Pero alguien que en realidad quiera cambiar está dispuesto a intentar nuevas cosas para resolver el problema. Esta pregunta crea un marco de referencia en el que ellos se ven una jornada para encontrar una solución y seguir adelante, en lugar de un ciclo sin salida.

4. Educación: “Tengo un par de sugerencias si te interesa”
Ya debes tener información suficiente para formular unas cuantas sugerencias útiles y puedes darlas con confianza si has visto que la persona en realidad quiere una solución. Pero pregunta si quieren escuchar las sugerencias primero. Hazlas en forma de pregunta para estar siempre poniendo la responsabilidad en la otra persona y no en ti.

5. Empoderamiento: “¿Qué planeas hacer ahora?”
Luego de mirar lo que ya ha hecho la persona y de ofrecer sugerencias, vuelve a la pregunta, ¿Qué piensas hacer?
Esperamos que ya la persona tenga información útil para formular un plan de acción para lidiar con el problema. El responder a tu pregunta verbalmente van a tener una idea clara del plan y van a tomar responsabilidad para llevarlo a cabo.

No olvides que no puedes trabajar más duro que la persona misma en resolver su problema. Es su problema y estas son sus soluciones. Tienen que pasar por el proceso para crecer. No puedes ayudar a alguien quitándole el problema. Tu tarea es simplemente apoyarle animarle a que cumpla su plan. Estás dando bastante con el hecho de estar con ellos, mostrando amor y compasión durante el proceso y creyendo en que ellos tienen la capacidad de cambiar.

Facebook Comments

Vive tus sueños

Recibe el mejor entrenamiento para vivir tus sueños. Enviado a tu correo cada semana.

¡Gracias por suscribirte!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This